NUESTRAS ORACIONES

Como Rezaria Dios el Padre Nuestro

May 24th, 2007

 Hijo mío
 que estás en la Tierra,
 preocupado, solitario, desorientado.
 Yo conozco perfectamente tu nombre, y lo
 pronuncio santificándolo porque te amo.
 No. No estás solo, sino habitado por mí,
 y juntos construiremos este Reino,
 del que tu vas a ser heredero.
 Me gusta que hagas mi voluntad, porque
 mi voluntad es que tú seas feliz.
 
 Cuenta siempre conmigo y tendrás el pan
 para hoy. No te preocupes.
 Sólo te pido que sepas compartirlo con
 tus hermanos.
 Sabes que te perdono de todas tus
 ofensas, antes incluso que las cometas,
 porque te pido que hagas
 lo mismo con los que a ti te ofenden.
 Para que nunca caigas en la tentación
 tómate fuerte de mi mano
 y yo te libraré del mal.
 
 Te quiere desde siempre
 Tu Padre

www.oracionescatolicas.net/blog/DiosPadre

www.profesoragrahasta.com/oraciones/como-rezaria-dios-el-padre-nuestro.html

 

Ser Padres Es Parecerse Tanto A Dios

 

Ser padres es la vida que se entrega totalmente con un amor ilimitado, sin condiciones.


Ser padres es corregir una vez, animar muchas veces y sonreír siempre.


Ser padres es un estilo de asumir la vida, es trabajar y fatigarse pensando en el hijo que se ama.


Ser padres es no medir el sacrificio para que él crezca en equilibrio.


Ser padres es ser capaz de cualquier renuncia.


Ser padres es escuchar sus pequeñas o grandes inquietudes y responder siempre con la verdad a sus preguntas.


Ser padres es recibir su reflexión y sus ideas aunque no coincidan con las nuestras.


Ser padres es facilitar su desarrollo y confiar en él.


Ser padres es reflejar a Dios, es tener sus ojos, si mirada, su voz, su criterio y su palabra.

 

 

http://www.oracionescatolicas.net/blog/DiosPadre

(De "Gracia Plena".)
Para leer más sobre este magnífico autor ir a: 
http://www.poesia-castellana.com/argentinos/pedroni.html#c_link
VIRGEN Y MADRE


      Oh Virgen santísima,
      Madre de Dios,
      Madre de Cristo,
      Madre de la Iglesia,
      míranos clemente en esta hora.
      Virgo fidélis, Virgen fiel, 
      ruega por nosotros.
      Enséñanos a creer como has creído tu. 
      Haz que nuestra fe
      en Dios, en Cristo, en la Iglesia, 
      sea siempre límpida, serena, valiente, fuerte, generosa.
      Mater amábilis, Madre digna de amor. 
      Mater pulchrae dilectiónis, Madre del Amor Hermoso, 
      ¡ruega por nosotros!
      Enséñanos a amar a Dios y a nuestros hermanos 
      como les amaste tú;
      haz que nuestro amor a los demás 
      sea siempre paciente, benigno, respetuoso.
      Causa nostrae laetítiae, causa de nuestra alegría, 
      ¡ruega por nosotros!
      Enséñanos a saber captar, en la fe, 
      la paradoja de la alegría cristiana, 
      que nace y florece en el dolor, 
      en la renuncia, 
      en la unión con tu Hijo crucificado:
      ¡haz que nuestra alegría 
      sea siempre auténtica y plena 
      para podérsela comunicar a todos! 
      Amén.


VIRGEN FIEL, PODEROSA Y CLEMENTE

¡Oh Virgen naciente, esperanza y aurora de la salvación para todo el mundo!, 
vuelve benigna tu mirada maternal hacia todos nosotros, reunidos aquí para 
celebrar y proclamar tus glorias.
¡ Oh Virgen fiel, que fuiste siempre solícita y dispuesta a recibir, conservar y 
meditar la Palabra de Dios!, haz que también nosotros, en medio de las 
dramáticas vicisitudes de la historia, sepamos mantener siempre intacta nuestra 
fe cristiana, tesoro preciado transmitido por nuestros padres.
¡Oh Virgen poderosa, que con tu pie aplastas la cabeza de la serpiente 
tentadora!, haz que cumplamos, día tras día, nuestras promesas bautismales, con 
las que hemos renunciado a Satanás, a sus obras y seducciones, y sepamos dar al 
mundo un gozoso testimonio de esperanza cristiana.
¡ Oh Virgen clemente, que siempre has abierto tu corazón maternal a las 
invocaciones de la humanidad, a veces lacerada por el desamor y hasta, 
desgraciadamente, por el odio y la guerra! enséñanos a crecer, todos juntos, 
según las enseñanzas de tu Hijo, en la unidad y en la paz, para ser dignos hijos 
del único Padre celestial. Amén.
Ver más en: http://www.devocionario.com/maria/oraciones_6.html
Madre Teresa de Calcuta

LA FAMILIA
"La paz y la guerra empiezan en el hogar. Si de verdad queremos que haya paz en 
el mundo, empecemos por amarnos unos a otros en el seno de nuestras propias 
familias. Si queremos sembrar alegría en derredor nuestro precisamos que toda 
familia viva feliz." -Madre Teresa, M.C.
ORACION POR LA FAMILIA
Padre Celestial, nos has dado un modelo de vida en la Sagrada Familia de 
Nazaret. Ayúdanos, Padre amado, a hacer de nuestra familia otro Nazaret, donde 
reine amor, la paz y la alegría. 
Que sea profundamente contemplativa, intensamente eucarística y vibrante con 
alegría. Ayúdanos a permanecer unidos por la oración en familia en los momentos 
de gozo y de dolor. Enséñanos a ver a Jesucristo en los miembros de nuestra 
familia especialmente en los momentos de angustia.
Haz que el corazón de Jesús Eucaristía haga nuestros corazones mansos y humildes 
como el suyo y ayúdanos a sobrellevar las obligaciones familiares de una manera 
santa.
Haz que nos amemos más y más unos a otros cada día como Dios nos ama a cada uno 
de nosotros y a perdonarnos mutuamente nuestras faltas como Tú perdonas nuestros 
pecados. 
Ayúdanos, oh Padre amado, a recibir todo lo que nos das y a dar todo lo que 
quieres recibir con una gran sonrisa. Inmaculado Corazón de María, causa de 
nuestra alegría, ruega por nosotros. 
Santos Angeles de la Guarda permaneced a nuestro lado, guiadnos y protegednos. 
Amén 
-Madre Teresa M.C.

  ORACIONES PARA LOS NIÑOS
 
 
 
 
 

 AL ANGEL DE LA GUARDA                                                                                 

 

Ángel Santo de la Guarda, dulce
compañía, no me desampares ni de
noche ni de día. No me dejes solo
que me perdería. Ni vivir, ni morir
en pecado mortal. Jesús en la vida,
Jesús en la muerte, Jesús para siempre.
Amén.

 

Ángel Santo de la guardia,
tesoro del Señor, que del
cielo fuiste enviado para
ser mi guardador. Yo te rego
Ángel bendito que me libres
y me guardes de los lasos del
maldito, ahora y siempre
Amén.

 

 

PADRE NUESTRO

Padre Nuestro, que estás en los Cielos,
Santificado sea Tu Nombre,
Venga a nosotros Tu Reino,
Hágase Tu Voluntad,
así en la tierra como en el Cielo.
El pan nuestro de cada día dánoslo hoy,
y perdona nuestras deudas, así
nosotros perdonamos a nuestros deudores,
y no nos dejes caer en la tentación,
mas líbranos del mal.
Amén

 
 
 

    

 

contador gratis para web

literatura
alberto contador

Contacto

El Rincòn de Saya 54 11 30066843 sayamaabar69@gmail.com